Estudio Garrido

Eventos de Arte

Por los caminos norteños

  • Por los caminos norteños
La diversidad de paisajes que la Argentina ofrece fue muy bien aprovechada por los artistas que desde finales del siglo XVIII comenzaron a transitar las para entonces inmensas distancias de nuestra geografía.

La fértil llanura visualizada como infinita, los caudalosos ríos del Litoral, la agreste serenidad de las sierras centrales, las blancas alturas de la cordillera occidental, fueron abordadas por artistas que, en buena medida arribados desde las metrópolis europeas, se deslumbraron con la majestuosidad de los paisajes y con la tipicidad de los habitantes y el colorido de sus costumbres.

Este atractivo que los paisajes ejercen sobre los artistas argentinos o extranjeros que aquí residieron, ya fue testimoniado en varias ocasiones por las muestras a las que mensualmente convoca Estudio Garrido Abogados a lo largo de estos años de participar en las Gallery Nights porteñas. Con pinturas de su Colección Paideia se presentaron exposiciones dedicadas, por ejemplo, al Riachuelo porteño, a los suburbios de la gran ciudad, las serranías de Córdoba, Salta, o al mundo rural encarnado en la pampa húmeda.

Toca hoy el turno a los caminos del Norte, a esa región escenario de grandes sucesos de nuestra Historia grande. La sacrificada marcha de las corrientes colonizadoras, la épica bravía de la gesta de la Independencia, la crueldad de ciertos combates intestinos, tuvieron como marco sus verdes valles flanqueados por alturas, sus ríos de aguas vivaces y sus montes de impenetrable feracidad. Pero también sus pequeños pueblos de piedra y adobe supieron del protagonismo del cotidiano devenir de la vida. En sus capillas blancas radicó la Fe sobre la que se consolidó la historia menuda de hombres y mujeres de tez cetrina, enaltecida por su permanente diálogo con la tierra y con el sol. Recios frutos del crisol de sangres, esos ilusionados sembradores, los cosecheros esperanzados, los pastores y hacheros, y los coloridos feriantes de productos básicos para una supervivencia siempre austera, los habitantes todos de ese Norte ancestral dan humana dimensión a los paisajes que hoy mostramos.

Se encuentran aquí obras de José Arcidiácono, Italo Botti, Ernesto Scotti, Rodrigo Bonome, Dante Bonati y Cesareo Díaz, el cordobés José Américo Malanca y los riojanos Mario Anganuzzi y Osmán Páez, los tucumanos Demetrio Iramain y Antonio Osorio Luque, el salteño José Antonio Usandivaras y el jujeño Guillermo Buitrago. De España vino José Roig, y desde Italia llegó con su oficio de pintor Tomás Di Taranto. Las nuevas generaciones de paisajistas están representadas por Jorge Frasca, quien con su particular estilo evoca hoy esas tierras fundacionales.

A través de las interpretaciones que estos artistas nos brindan de la rica y diversa geografía de esa región de nuestro país, esta muestra que hoy presentamos recrea el andar sereno, aunque no exento de aventura, de los hombres y mujeres que, por los caminos del Norte, transitaron sus vidas.

Adrián Gualdoni Basualdo
Julio de 2012
Contacto
 

Margarita Hahn Vidal
Armonía Estival
Colección Paideia