Estudio Garrido

Eventos de Arte

Flores en Primavera II

  • Flores en Primavera II
Para expresarse, la Naturaleza acude a la más amplia gama de manifestaciones, las que muchas veces nos llegan como parte de ese diálogo que, desde la Creación, sostenemos con ella los transitorios pobladores del universo habitado. La siempre dramática sonoridad de un trueno, el estallido ígneo de una erupción volcánica o el incontenible avance de las aguas en una riada nos impresionan como la réplica airada ante alguno de los múltiples desajustes que cometemos en el uso de este hábitat que nos fuera concedido.

Pero, creyentes, sabemos que tras la Naturaleza está la presencia del Creador, y siempre aguardamos de su bondad la expresión más benigna de un renovado amanecer, la gracia de la lluvia justa que fertilice los campos y nos provea de sus frutos, y hasta el delicado don de una flor, nacida a veces donde hasta poco antes sólo había desolación.

La flor, prodigio vegetal, es una sonrisa de Dios.

En su primigenia función de registradores de imágenes, no podían los artistas quedar indiferentes ante la flor. Y fue así como desde los albores del arte y su historia hubieron quienes plasmaron la flor en sus pinturas. El científico enfoque del botánico, la más amplia visión del paisajista, la íntima mirada de quien compone un bouquet en su taller, son algunas de las muchas actitudes posibles del artista conmovido ante ese reclamo de formas y colores que la flor le brinda. Y con las que desafía su oficio y su maestría, ya que siendo la flor por naturaleza frágil y efímera exige así del artista una labor profunda pero rápida, exenta de probanzas y vacilaciones. La flor es generosa de su belleza, pero celosa e implacable en las condiciones de su entrega.

Como testimonios de esta labor, Estudio Garrido Abogados compone con obras de su colección Paideia esta muestra que hoy ofrece en la Gallery Night de septiembre, augural mes de la primavera.

En la treintena de obras que la integran, abarcatorias de más de un siglo de arte argentino, encontramos artistas que han hecho de la flor y su mundo el tema central de su producción, pero también tenemos a otros que abordaron a la flor en el contexto de temarios propios casi ilimitados. Desde unas rosas que el suizo Fausto E. Coppini pintó en París en 1897, poco antes de venir a radicarse a Buenos Aires, hasta los jazmines y los cardos de la más reciente data de Sonia Decker, tenemos aquí el femenino registro de los óleos de Margarita Hahn Vidal y de Doria Santilli, y las acuarelas de Lola Frexas. Las austeras composiciones de Juan Otero, José Luis Menghi y Virgilio Vallini, contrastan con las obras de Iván Vasileff y de Adan Pedemonte, donde las flores se integran con otros elementos. El empleo expresivo de los pigmentos caracteriza la labor de Marcos Tiglio, Armando Repetto y Fernando Pascual Ayllón. Obras de Mario Anganuzzi, Egidio Cerrito, Demetrio Filip, José Murcia, y Raúl Schurjin, entre otros, completan con sus respectivos estilos el catálogo de esta presentación.

Adrián Gualdoni Basualdo
Septiembre de 2013
Contacto
 

César Pugliese
Proas al sol
Colección Paideia